México tiene un problema de productividad

Camine por las calles laterales justo al lado del emblemático bulevar Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, y verá docenas de ejemplos de algo que está frenando el crecimiento: la economía informal.

Los trabajadores en los carros de tacos o puestos de lustrado de zapatos no pagan impuestos, renunciando a los beneficios de una red de seguridad social. Y a menudo permanecen inactivos la mayor parte del día.

Héctor López, de 50 años, es uno de ellos. Durante los últimos 25 años, se ha sentado en la calle durante 10 a 11 horas al día esperando la misma cantidad de clientes, que pagan 30 pesos por cinco minutos de depilación y pulido. Pasa el 90% de su tiempo leyendo el periódico, o simplemente esperando.

¿Por qué somos así?

Eso ayuda a explicar por qué la economía de México no ha estado creciendo tanto. Supera las 36 naciones de la OCDE en horas trabajadas, pero es la menos productiva. Al igual que otros países que se quedaron atrapados en el segmento de ingresos medios, ocupa la mitad del índice de productividad de Drivers and Disrupters, la clave para desbloquear el crecimiento a largo plazo.

La gente en México siempre se ha quejado de lo mismo, trabajan más horas que muchos otros países, lo que no son capaces de reconocer es que en esa cantidad de horas su productividad también es menor que la de muchos países que trabajan menos horas.