Mujer jubila a los 28 años con 2 millones de dólares

Una mujer se jubiló a los 28 años con 2 millones de dólares en la ciudad de Nueva York. Como cualquier otro neoyorquino de 28 años de edad, una mujer llamada JP Livingston pasa su tiempo libre jugando con su perro, mirando Netflix y explorando Nueva York. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los de su edad, Livingston es jubilada.

Después de pasar siete años trabajando en el sector de las finanzas, esta mujer construyó un «colchón» de más de dos millones de dólares, en donde el 40% proviene de inversiones y el otro 60% de sus ahorros puros. Sueño que había tenido desde la enseñanza media: jubilación anticipada.

Lo que pienso es que, si no necesitas trabajar por dinero, puedes hacer lo que quieras, dijo a Business Insider (medio fuente de la noticia).

Si quieres puedes tener un trabajo tradicional, pero no tienes que hacerlo. La jubilación anticipada son dos palabras que tomé cuando estaba mirando mi futuro camino de vuelta a la escuela.

La mujer consiguió un trabajo muy lucrativo directamente en la universidad donde terminó sus estudios, ganando 100.000 dólares al año (poco más de cinco millones de pesos mensuales). Sin embargo, Nueva York es la segunda ciudad más cara del mundo, pero ella estaba decidida a lograr su objetivo de independencia financiera y optó por vivir humildemente, dejando fuera el 70% de su sueldo para destinarlo a sus ahorros. A pesar de que sus ingresos aumentaron año tras año, ella se negó a sucumbir a un incremento en su estilo de vida, eligiendo en su lugar poner aún más dinero para sus metas de jubilación anticipada.

Ahora ella pasa sus días trabajando en su blog de finanzas personales, The Money Habit (El hábito del dinero), paseando a su perro por el río Hudson, y programando sus gastos a medida que avanza el tiempo, todo mientras mantiene los gastos de ella más los de su marido juntos en no más de 65.000 dólares al año (unos tres millones y medio de pesos mensuales).

Como la segunda ciudad más cara del mundo, Nueva York es famosa por sus precios exorbitantes. Pero como esta mujer ejemplifica, no es imposible disfrutar de la vida de la ciudad sin ir a la quiebra.

Aquí están sus cuatro mejores consejos y trucos para ahorrar dinero y obtener una jubilación anticipada en una ciudad tan cara como Nueva York.

Consejos para ahorrar y obtener una jubilación anticipada

Consejos para ahorrar

1. Identifica primero los gastos más grandes y recórtalos en la medida de lo posible:

Las personas en promedio gastan la mayor parte de su sueldo en tres cosas: vivienda, transporte y comida. Para esta mujer, reducir al mínimo estos grandes gastos allanó el camino para que ahorrara al menos el 70% de sus ingresos.

Las personas en promedio gastan la mayor parte de su sueldo en tres cosas: vivienda, transporte y comida. Para esta mujer, reducir al mínimo estos grandes gastos allanó el camino para que ahorrara al menos el 70% de sus ingresos.

A pesar de que su alto sueldo podría haberle proporcionado un departamento mucho más extravagante, la mujer decidió vivir con un compañero de cuarto en un edificio de tres pisos en el Upper East Side que le costó 1.050 dólares al mes (poco más de 600 mil pesos chilenos), un precio razonable según los estándares de Nueva York.

Cuando acabas de terminar la universidad, estás acostumbrado a habitaciones que no son las más lujosas, dijo. Ese fue mi mayor desafío, ya que mis compañeros probablemente gastarían entre 400 y 600 dólares más que yo en arriendo por mes, de modo que son 7.000 dólares más al año.

A medida que su sueldo aumentaba, la mujer mantuvo un modesto estilo de vida. Ella y su marido ahora comparten un departamento de un dormitorio en el West Village por 2.400 dólares al mes, a pesar de su multimillonario colchón.

2. Comprar muebles usados:

La alta tasa de rotación de Nueva York hace que sea un lugar ideal para comprar artículos de segunda mano a precios muy baratos, especialmente a través de sitios en Internet.

Por lo general, las cosas tienen menos de un año de uso, únicamente por la alta cantidad de gente que se mueve cada año en la ciudad, dijo la mujer. Hay gente que viene a esta ciudad por un par de años y luego se van, dejando muebles en muy buen estado que todavía se pueden utilizar.

Departamento consejos para ahorrar
La mujer dijo que había ahorrado hasta un 50% en sus muebles buscando artículos usados en Internet

3. Aprovechar la densidad de la ciudad:

Nueva York al igual que Santiago desborda con más bares, restaurantes y cafeterías de lo que una persona podría visitar en su vida, ofreciendo a sus residentes variedad en todos los sentidos de la palabra, desde la cocina a la atmósfera y los precios.

Si tu departamento es demasiado pequeño para invitar a varias personas, no tienes que ir necesariamente a un lugar donde los tragos cuesten más de seis, siete u ocho mil pesos para pasarlo bien con tus amigos. Esta mujer buscaba lugares más baratos para socializar, donde sin gastar tanto dinero, seguían siendo lugares divertidos.

Hay tantas cafeterías donde por 3 o 5 dólares tienes un espacio precioso y algo rico para beber o comer, donde puedes salir con tus amigos, dijo. Me encanta sacar provecho de esas cosas.

4. Piense en cada compra en términos de costo por hora:

El consejo número 1 para ahorrar dinero de esta mujer, se reduce a un cambio en la mentalidad: No tomes los precios al valor nominal, sino más bien considéralos en el contexto de cuántas horas de trabajo te costaría, una estrategia que recogió del libro de Vicki Robin y Joe Domínguez, «Tu dinero o tu vida».

Si usted piensa en cuánto gana y lo divide por el número de horas que trabaja, obtiene la cantidad de dinero por unidad de vida, dijo la mujer.

Blog consejos para ahorrar
Como jubilada, ella pasa alrededor de 10 horas a la semana trabajando en su blog, The Money Habit

Veamos un ejemplo y digamos que tu costo por hora sale a 20 dólares. Eso significa que un nuevo iPhone de 700 dólares significaría hasta 35 horas de trabajo. Una noche de diversión de 100 dólares serían cinco horas de valor. Una blusa de 40 dólares te costaría dos horas. Ahora pregúntate a ti misma: ¿Vale la pena hacer esa compra?

La mujer enfatiza que no es sólo dinero ahorrado, es dinero que se puede invertir y aumentar.

Si tenemos un punto a nuestro favor, es que si piensas que las cosas no son solo lo que ahorras ese día, sino que es tener ese dinero trabajando para ti, aplicando un interés compuesto, eso cambiará totalmente la forma en que gastas tu dinero, dijo.

Dejar de comprar tu café latte todos los días no es sólo 5 dólares ahorrados en el momento, es 1.825 por año que podrían ganar interés en una cuenta de inversión. Mantén eso por 10 años, añade una tasa de retorno del 8%, y tienes más de 33.000 dólares lo que es casi 22 millones de pesos, solo por dejar de comprar cada día ese café.